Nuestra Alabanza y Adoración es Espontanea y Dinámica: La respuesta del creyente hacia la presencia de Dios puede ser expresada libremente a través de:

  • Aplauso (Salmos 47.1)
  • Canto (Salmos 47.6)
  • Danza (Salmos 149.3)
  • Levantando las manos (Salmos 134.2)
  • Cantando cánticos nuevos que nunca antes se habían oído para el Señor. (Efesios 5:18-19).

La Alabanza y Adoración es un instrumento poderoso para ministrar la presencia de Dios en las personas. Juan 4: 24 “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren”. Salmos 150: 6 “Todo lo que respira alabe a Jehová”.

Práctica los Jueves y Sábado a las 7:00 p.m.